Drama.

El domingo día 5 de diciembre daremos la bienvenida al mercado navideño por excelencia de la ciudad, la Feria Mercado de Santa Llúcia, una de las ferias con más historia y tradición, llamada también como la Feria de los Ajos rememorando nuestro pasado.

El horario de la misma será desde las 10:00 h hasta las 20:00 h, ininterrumpidamente.

Esta Feria siempre se celebra cuando el frío se acerca y comienza la Navidad en las calles.

De hecho es el pistoletazo de salida a la campaña navideña y normalmente se hace el encendido de luces en la víspera de la Fira.

Dado, pero en la pandemia que estamos viviendo, la celebración de esta Fira Mercat ha sufrido algunos cambios importantes que este año todavía mantendremos: Uno de ellos es el día de celebración que se pasa al domingo y no el sábado como se hacía habitualmente. El otro el lugar, que se hará en medio de la plaza del Mercadal para evitar aglomeraciones en las calles estrechas del Centro Histórico.

El formato del mercado también será diferente ya que se controlarán las aglomeraciones con control de las entradas y salidas de los visitantes, si procede. Los puestos guardarán también una distancia entre ellos y se pedirá con unos carteles indicativos que se respeten las normas de guardar la distancia entre personas, llevar siempre la mascarilla y limpiarse las manos con el hielo hidroalcohólico.

La temática de las paradas será muy variada desde complementos, bisutería, regalos, adornos, árboles y flores de Navidad, figuritas de pesebre, vidrio grabado, ganchillo… Hasta diferentes productos gastronómicos de proximidad como los turrones, el vino y el cava, la cerveza artesana, los quesos, los embutidos, los dulces…

Paralelamente al mercado propiamente dicho, y para hacerlo más atractivo cada año se organizan actividades lúdicas pensadas para todos los públicos y muy especialmente para los más pequeños de la casa, introduciendo en el marco de la Fira diferentes acciones y actividades diversas para dar un valor añadido al certamen en cuestión.

Y los niños disfrutarán de la llegada de las tres pajezas Albaflor, Dolldargent y Ditsdeseda, encargadas de recibir a todos los niños y niñas que lo deseen.



LA FERIA DE SANTA LUCÍA O DE LOS AJOS DE BALAGUER

La primera vez que se habla de la FERIA AÑAL DE SANTA LUCÍA DE BALAGUER es a finales de la edad media, en 1424: el rey Alfonso el Magnánimo concedió ese año a Castelló de Farfanya el privilegio de celebrar ferias por santa Cecilia en finales de noviembre. Como las fechas eran más o menos coincidentes con la Feria de Santa Lucía de Balaguer, se protestó ante el soberano por los perjuicios económicos que esto podía llevar a la feria balaguerina. Nuestra feria tiene 600 años de antigüedad.

Antes la feria de Santa Llúcia era una feria de ganado, como las otras tres que se celebraban en Balaguer, aunque ésta era también conocida como la "Feria de los ajos" porque tradicionalmente es a principios de diciembre que se siembran los ajos para tal que pasen enterrados el punto máximo del frío que suele ser a finales de este mes y en enero. Por tanto sería la feria en la que se compraban los ajos para sembrarlos. Testimonios orales nos hablan también de paradas para la compra de trenzas de cabezas y manojos de ajos. La feria se desarrollaba en la plaza del Pou y en la actual calle de l'Escala en dirección a la plaza de Sant Jaume.

El folclorista Joan Amades reseña que se trata de una feria de ganado de todo tipo, aunque un elemento muy destacado eran las llamadas "perdices mansas", criadas en cautividad sobre todo en la zona del Montsec y que bajaban a venderse en Balaguer . La feria pues tenía mucha nombrada entre los cazadores. También destacaban los zapatos de payés ferratos y claveteados para resistir el frío y la humedad del invierno.

La FERIA DE LOS AJOS es pues un punto de encuentro y comercio, una feria histórica de las más antiguas que se hacen en Cataluña en estas fechas en torno a las fiestas de Navidad.