App Guia Balaguer Servicios turísticos Balaguer Lleida

Inspección de Trabajo ya sanciona las empresas que no tengan control horario

El comercio y la restauración son los sectores donde menos se ha implantado la norma, incumplimiento que supone entre 600 y 6.000 euros de multa

19/11/2019

Unos meses después de la aplicación del control horario, aunque hay muchas empresas que tienen dificultades para ponerlo en marcha. Sobre todo en el sector del comercio y la restauración, en la que los trabajadores siguen haciendo horas extras sin cobrar.

El gobierno español dijo que habría cierta flexibilidad a la hora de aplicar la nueva normativa, pero Inspección de Trabajo ya ha empezado a abrir expedientes sancionadores.


Implantación en el sector del comercio

El sector del comercio al por menor ocupa 325.000 personas en Cataluña y es uno de los que más conflictos presentan para conjugar los horarios del personal y la atención al público.

De las 5 tiendas que ha visitado TV3 el centro de Barcelona, 4 ya tienen un sistema de control horario implantado. Los trabajadores no quieren hablar a cámara del trabajo, pero explican que el nuevo control ha ayudado a hacer más transparente la situación y les ha dado seguridad.

En La Mallorquina, las dependientas marcan la entrada y salida del trabajo con el programa informático de la empresa. Gemma Solanes es responsable de recursos humanos y explica que la jornada habitual es de 6 horas entre semana y 10 el sábado.

"Normalmente son jornadas de 6 horas de lunes a viernes y sábados, 10 horas. Y hacen turnos de mañana o turnos de tarde de lunes a viernes."



Más dificultades en la hostelería y la restauración

El sector de la restauración y la hostelería da trabajo a 250.000 personas y presenta muchos problemas para conciliar la vida de los trabajadores con el trabajo.

De los 10 restaurantes que TV3 ha visitado en Barcelona, sólo 3 tienen implantado un sistema de control horario. Fuera de cámara, algunos trabajadores explican que hacen jornadas de 12 horas y sólo les dan un día de descanso.

Es un sector en el que siempre ha costado mucho normalizar las condiciones laborales para que las empresas son pequeñas y no hay prácticamente sindicatos.

A pesar de este clima general hay una minoría que cumple la normativa. En el restaurante La Colosal, el encargado Carlos Olmos gestiona la máquina de control horario a través de la huella digital que han instalado e informa un nuevo trabajador.

"Tengo que dar de alta en la máquina de las huellas para fichar, y te daré el uniforme, y el kit de bienvenida."

 

Multas de 600 a 6.000 euros


Este viernes se cumplen dos meses de la entrada en vigor del decreto que obliga a tener un control horario en las empresas. Los inspectores de Trabajo pueden imponer multas a las que no cumplan, desde 600 hasta 6.000 euros según el criterio aplicado.

La ministra de Trabajo sugirió que habría una especie de moratoria, pero los inspectores afirman que ya están actuando. Mercedes Martínez es portavoz de la Unión Progresista de Inspectores de Trabajo y dice que ya se han puesto las primeras sanciones si se ve que hay un incumplimiento deliberado.

"Si observamos que hay empresas que han puesto en marcha para iniciar un sistema de registro de jornada quizá sólo hacemos un requerimiento y una advertencia. Pero si vemos que se está apoyando en las declaraciones de los altos cargos del ministerio para no hacer absolutamente nada y tenemos sospechas de que hay horas extraordinarias o se hace un exceso de jornada, entonces iniciamos un expediente sancionador, y de hecho ya hemos iniciado. "

Los inspectores encuentran que el mecanismo de sanción es demasiado débil y los conduce a menudo a imponer la sanción mínima. Según la Encuesta de Población Activa, la EPA, más de la mitad de las horas extras que hacen los trabajadores no se pagan, y el problema es especialmente grave en el comercio y la restauración.

Vía: CCMA.CAT